24 de octubre de 2019

Formación comunitaria, 24 de octubre


Formación comunitaria en nuestra Parroquia San José Obrero, de San Juan de Aznalfarache:

Primera charla: "Eucaristía y vida", por el P. José Blanco.
Jueves, 24 de octubre de 2019, de 20:00 a 21:00 h.

Todos los grupos parroquiales y feligreses estamos convocados a asistir a esta formación comunitaria.

Siguientes convocatorias:
Segunda charla: "Iglesia y misión", por el P. Pablo Guija, el sábado 21 de noviembre, de 20:00 a 21:00 h.
Tercera charla: "El compromiso cristiano del laico", por el P. Diego Márquez (en fecha por concretar, de 20:00 a 21:00 h.).

13 de octubre de 2019

Conversando (Lucas 17, 11-19)


Conversando (Lucas 17, 11-19), comentario al Evangelio del domingo 13 de octubre del 2019.

Cuenta el Evangelio que un día iba Jesús caminando con sus discípulos entre Galilea y Samaría y se encontraron a lo lejos un grupo de leprosos. Jesús los curó. Pasaron muchos años y dos de aquellos leprosos se encontraron frente a la puerta del cielo para ver si San Pedro los dejaba entrar. En la espera conversaban.

-Después de encontrarme con Jesús mi vida dio un cambio muy grande, incluso de antes de caer enfermo. Cuando me vi sano fui a donde Jesús y lo acompañé muchos días, escuché su enseñanza, me sentí acogido y comprendido por él, fui descubriendo cuán egoísta había sido, descubrí el amor de Dios en lo sencillo y lo pequeño. Cuando volví a mi casa, fui mucho más feliz de lo que era hasta que me entró la enfermedad.

-Pues a mí no me ha ido mal…, ni bien. Ahora que echo la vista hacia atrás, creo que he desperdiciado mi vida en cosas que no tienen mucho peso. Mi mujer es la que ha estado siempre ahí conmigo aguantándome, controlando mis malos genios y mis ganas de buscar pelea con todos… Tú ya me conoces…

Pero peor le fue a Aarón, el muchacho rico que nos acompañaba. Murió a los pocos días de regresar a casa de un atracón en un banquete. Y Matías, ¿te acuerdas?, murió a los pocos años en la cárcel. Su mujer se había liado con otro y cuando llegó a casa los mató a los dos… De los otros no se mucho, la verdad.

-Ya ves, a mí, Jesús no sólo me curó, también me salvó; ahora espero verlo por aquí que un hombre tan bueno seguro que viene al cielo. Y tú estate tranquilo que Jesús siempre nos decía que Dios es Padre bueno que gusta de perdonar y salvar.

11 de octubre de 2019

Cruz Octubre Misionero 2019


Este mes de octubre de 2019, el Papa Francisco ha convocado un Mes Misionero Extraordinario, cuya apertura para nuestra Archidiócesis de Sevilla, fue en el Convento de las Teresas, el día 1 de octubre, bendiciendo 6 cruces misioneras, una para cada una de nuestras vicarías.

La Cruz misionera de la Vicaría Oeste, está en nuestra Parroquia de San José Obrero en estos días, en el altar mayor, para recordarnos a todos que vivimos en estado permanente de misión misioneros, en Cristo y en María, como Iglesia, para nuestra Salvación y la de los prójimos de nuestros entornos.

Para saber más sobre el Mes Misionero Extraordinario, haga clic aquí.

Las seis cruces, el día 1 de octubre.

5 de octubre de 2019

Primer domingo de octubre, Cáritas

De nuevo somos convocados, el domingo, día de la Resurrección del Señor, para celebrar el sacramento de nuestra fe. En la Eucaristía celebramos juntos nuestra fe y, a través de nuestra caridad hacia los más pobres, les hacemos partícipes de esta fe que profesamos y celebramos.

El Papa Francisco, en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium afirmaba que «la peor discriminación que sufren los pobres es la falta de atención espiritual» (n. 200). Por eso, no solo debemos ocuparnos de nuestro crecimiento en la fe, sino también de ayudar a nuestros hermanos pobres a crecer también en la fe, «necesitan a Dios y no podemos dejar de ofrecerles su amistad» (ibíd.).

Los miembros del equipo de Cáritas de esta parroquia sabemos bien que ésta es nuestra misión, «ayudar a nuestros hermanos pobres a crecer también en la fe» y no la realizamos de manera autónoma, sino en comunión con la Iglesia y enviados por ella. Por eso hoy, al comenzar el curso, imploramos la bendición de Dios.

Hemos oído en la segunda lectura, cómo San Pablo invita a Timoteo a tener fe, y por medio de ella, a practicar la caridad. Nuestra caridad no se puede limitar a «dar lo que no necesito», sino a servir con humildad a las necesidades de los otros. Esto no es posible sin hacer una opción por una forma de vida sencilla, austera y comprometida con el bien común.

Que nuestra participación generosa en la colecta a favor de nuestros hermanos necesitados sea expresión sincera de nuestro deseo de vivir con sencillez y austeridad.

Actitud de fe (Lucas 17, 5-10)


Actitud de fe (Lucas 17, 5-10), comentario del Evangelio del domingo 6 de octubre del 2019.

Un fuego que refresca en las horas de estío; un viento que impulsa sin saber a dónde nos lleva; un caminar sobre cimiento firme, aunque todo vaya cayendo. Fuente de alegría callada, serena, que te hace ser afable y bondadoso. Regalo que se desgrana cada día de tu vida. Tarea que te ocupa y te descansa desde el amanecer hasta el fin del día. Puerta del amor y la esperanza. Vivir seguro sin seguridades; saber ver lo que otros no alcanzan; acallar los deseos confiando en Quien nos llama. Esto es la fe.

“Si tuviéramos fe, aunque fuera como un grano de mostaza”, toda nuestra vida cambiaría: afianzados siempre en una atalaya inexpugnable nos podríamos hacer vulnerables a todo dolor ajeno; con mansedumbre y humildad nos enfrentaríamos a los orgullosos que violentan y humillan a los pobres; con lágrimas en los ojos podríamos consolar a quien sufre y se siente desfondado. La fe te da una mirada nueva ante el mundo, una mirada de indignación ante la injusticia, de dolor ante los pobres; una mirada que genera paz y que es semilla de justicia.

Los profetas tuvieron esa fe y se expusieron a la persecución teniendo su corazón puesto en la transparencia de la luz que viene de lo alto; por su fe supieron anunciar un mundo nuevo, la ciudad de Dios. Los sencillos viven alegres en esa misma fe.

¡Cuánta fe nos falta a nosotros, cristianos adormecidos y amodorrados, entumecidos de mediocridad y fríos en nuestra relación con el Padre! Señor Jesús, auméntanos la fe, que se nos escapa la vida sin que la estemos viviendo; auméntanos la fe.

4 de octubre de 2019

Conferencia Restauración del Cristo


Conferencia "Restauración del Cristo de la Misericordia", el viernes 4 de octubre, a las 20:00 h., en el Templo parroquial de San José Obrero, en San Juan de Aznalfarache.

Intervienen las restauradoras: Ana Cordero, Esther Soler y Sheila Criador. Y como historiador del Arte: Ramsés Torres.

Ese viernes 4, la misa se celebrará por la mañana, a las 11:00 h.

A continuación, estas son algunas fotos del proceso de restauración y la vuelta al Templo parroquial, con las restauradoras. 






2 de octubre de 2019

Catequesis de Confirmación de adultos 2019-2020


Miércoles, día 2 de octubre de 2019, en nuestra Parroquia de San José Obrero:
Reunión informativa para el inicio de las catequesis de Confirmación de adultos, en el curso 2019-2020, a las siete de la tarde.

30 de septiembre de 2019

Foto del Día del Migrante 2019

Domingo, 29 de septiembre de 2019. Nuestra Parroquia participa en los actos diocesanos de la Iglesia en Sevilla por el Día Mundial del Migrante y del Refugiado.

29 de septiembre de 2019

Migrantes, 29 de septiembre

No se trata sólo de migrantes; se trata de todas las personas, se trata de nuestra humanidad. Fui migrante y me acogisteis.

Domingo, 29 de septiembre de 2019, en la Basílica de la Macarena (en Calle Bécquer, Nº. 1, Sevilla):
19:00 h. Mesas informativas de la Delegación Diocesana de Migraciones.
19:30 h. Coronilla del Migrante.
20:00 h. Celebración de la Eucaristía.

Te invito a participar de este acto de celebración con los migrantes y a difundirlo, si lo ves oportuno. Gracias.


Sobre el otro mundo (Lucas 16,19-31)

Sobre el otro mundo (Lucas 16,19-31), comentario al Evangelio del domingo 29 de septiembre del 2019.


Hay cristianos a quienes les resulta incómoda la dimensión profética de la fe. Uno puede hablar en la homilía de la misa sobre las virtudes personales que deben acompañar a la vida cristiana, o sobre la experiencia íntima de la fe, o sobre la prudencia a la que nos invita el evangelio…, y su rostro siempre es de escucha atenta y de aprobación. Pero si se habla de la injusticia estructural de nuestro mundo, del cambio que están reclamando con sus sufrimientos los pobres, de la opresión y el latrocinio de los poderosos… su rostro se encoge, el entrecejo se les frunce y comienzan a pensar que para escuchar sobre política no vienen a la Iglesia.

Otros por el contrario se encuentran muy a gusto cuando se critica el poder y la injusticia de los más ricos; sus posturas políticas se ven alentadas y se sienten reconocidos en sus ideas y convicciones. Pero dejan de prestar atención cuando se habla de la dimensión trascendente de la fe, sobre la vida eterna, sobre la llamada a una Vida plena que Dios Padre hace a todos sus hijos después de esta vida. Les parece que hablar de la otra vida es dejar de prestar atención a la historia presente.

Las dos dimensiones de la fe son necesarias, e incluso, podríamos decir, solidarias una con otra. Porque la gloria de Dios es que sus hijos tengan vida, que los pobres puedan vivir con dignidad verdadera; quien ve el sufrimiento de los pobres y escucha la voz de Dios no puede sino acoger el compromiso profético de la fe; y quien ve el sufrimiento extremo de los pobres y tiene en su corazón el amor de Dios, no puede sino confiar en que la bondad de Dios les regala la Vida que aquí se les negó tan injustamente.